¿Cómo me organizo siendo mamá (primeriza) emprendedora?


¡Hola de nuevo!

Para poder escribir este post he tardado semanas. Sí, sí, semanas. Cuando antes lo redactaba en cuatro horas más o menos. He tenido sentimientos contradictorios alimentados por la ilusión y el estrés que genera un parto y la bienvenida del nuevo miembro en la familia y en la casa.
Porque todo cambia: no sólo la decoración o la distribución de la casa, sino también la forma de pensar y de sentir la vida. De entender porqué pasan las cosas cómo pasan y cómo hacer para adaptarse al cambio y fluir (sin sentirse culpable).

La reflexión que más se me ha pasado por la mente ha sido:
¿cómo lo hacen las mamás de más de uno? ¿Cómo se las habrán apañado las mujeres de hace siglos?

Y esto es lo que me ha costado más asumir: entender que mi tiempo es limitado y muy valioso. Que cada media hora que saque y pueda adelantar un poquito será lo que pueda hacer ahora hasta que me organice un poco mejor cada día.

Siempre he sido muy ingenua y durante el embarazo creía que podría llevar más o menos el mismo ritmo en los primeros meses de vida de mi hijo. Pero he de reconocer que el primer mes fue muy duro, que no estaba preparada para algo tan brusco y que muchas veces me sentí que me abandonaba.

No me malinterpretes, no me arrepiento de haber sido madre. Todos los días parecen iguales y en realidad son diferentes porque siempre hay alguna sorpresa que no esperas recibir de los bebés. Cada vez que me sonríe mi pequeño se me olvidan todas las penas y madrugones.

Así que lo primero que tengo que decir en cuanto al emprendimiento y la maternidad es que al principio es prácticamente imposible compaginarlo. Para solucionarlo lo mejor que puedes hacer es programar y tener todo planificado para que al menos durante dos meses tengas un ritmo automatizado de publicaciones y no caigas en el olvido entre tus seguidores.

Reconozco que yo no lo hice porque el último mes de embarazo para mi fue el más duro; estaba muy incómoda y cansada todo el rato, no dormía bien por la noche y me caía de sueño durante el día. La barriga me pesaba mucho y hasta caminar era como hacer una maratón para mí.

Si puedes programar bien, pero si no puedes no te sientas culpable y ni mucho menos, saques el látigo del autocastigo. 

Repite como un mantra: "Lo estoy haciendo lo mejor que puedo y haré lo que me permita el tiempo que tenga disponible".

Otra cosa que puedes hacer es anunciar a tus seguidores y a tu comunidad que poco a poco bajarás el ritmo y que llegará un momento en el que estés ausente por unos meses (sí, unos meses no semanas). 

Tranquila que después de unas 12 semanas más o menos comienzas a tener más estabilidad (que en realidad es la adaptación que se hace al cambio de vida). No significa que estés a tope igual que antes pero sí que te permitirás por lo menos interactuar algo con tu comunidad o publicar algo.

Así poco a poco, podrás ir avanzando un poquito todos los días. Quien dice todos los días puede ser todas las semanas. Lo importante es que bajo la tranquilidad vuelvas poco a poco a estar presente en las redes sociales y que te dejes fluir para que no te sientas abrumada por la situación.

Otra cosa que me ha pasado (a parte de la temida caída de pelo, por ejemplo) es la falta de memoria. Estoy tan despistada como lo estaba cuando estaba embarazada y mentiría si dijera que no se me olvidan las cosas o que me siento que estoy más lenta de lo normal.

Para ello lo mejor es contar con aliados: libreta para apuntar todo lo que se me ocurra y agenda para llevar cierta organización. También puede ser un Bullet Journal si te gusta más o incluso un planificador semanal o diario si con ello te organizas mejor. La cuestión es tener donde poder escribir las ideas que tengas para liberar espacio en el cerebro. Créeme que habrá días que andes con el piloto automático de allá para acá.

Si eres emprendedora y mamá (aunque haya sido hace tiempo) me encantaría saber tu historia y cómo te organizas para compaginarlo. Ahora sé de primera mano que no es fácil y que podemos aprender las unas de las otras.

En un próximo post hablaré de cómo me organizaré a partir de ahora para organizar mi tiempo llevando 2 proyectos de negocio, mi trabajo por cuenta ajena y mi casa y mi familia. 

Si te interesa, déjame un comentario abajo y así sabré si es un tema que le inquiete a más gente.



Imagen: Unsplash

No hay comentarios

Publicar un comentario