Mis primeros pasos como mamá emprendedora

En el anterior post hablaba de cómo he vivido los tres primeros meses siendo mamá emprendiendo mi negocio (si quieres puedes leerlo pinchando aquí). Mi vida ha dado un cambio radical y ya sabía que me iría adaptando así como el tiempo que dedicaría para que mi negocio siguiera creciendo.

Si no lo sabes ya, te cuento que a día de hoy compagino mi emprendimiento con un trabajo por cuenta ajena y también con la creación de una escuela de marketing online junto con otras dos emprendedoras. Tengo otro proyecto en mente para venta de producto online y antes de que todo esto se me estallara en la cara me he sentado conmigo misma, he reflexionado y he priorizado a lo que puedo dedicar el tiempo que tengo disponible.

Me conozco y se me ocurren mil planes para hacer, quiero abarcarlos todos y al final desisto por desgaste mental. Así que esta vez en lugar de creerme la super woman, los mantengo "en proceso" y voy distribuyéndolos en el tiempo a largo plazo.

A esto hay que añadirle el cuidado de la casa, la pareja y pasar tiempo con mi hijo (que aunque lo nombro por último, es lo más importante y la base de toda mi organización).

Para que todo esto pueda llevarse sin acabar desquiciada hay que contar con el apoyo y la ayuda de alguien. Yo lo he hablado con el padre de mi hijo y hemos llegado al acuerdo de que a parte de las horas que yo le pueda dedicar a mi negocio, necesito una hora al día en la que él esté con el bebé y así yo atender mis tareas. 

Nosotros estamos solos en Madrid, no tenemos familiares con quien dejar a nuestro bebé, así que la guardería es un básico en nuestra organización. Por lo pronto hemos pensado que sea en horario de oficina para que nosotros tengamos ese tiempo para trabajar, así aprovechamos hasta el último minuto. Ese momento llegará en un mes y medio aproximadamente.

¿Qué mamás me han inspirado?

En mi búsqueda de los hábitos de otras mamás emprendedoras encontré cuatro mujeres que me arrojaron un poco de luz para mi nueva organización, te dejo aquí los enlaces a sus publicaciones:
Cada una aporta su visión y han sido cuatro fuentes de inspiración, donde cada una explica cómo lo ha vivido. En lo que todas coinciden es en que hay que planificar y programar un mínimo de publicaciones para cuando te dediques en cuerpo y alma a tu bebé (sus primeros tres meses con total seguridad).

Para programar las publicaciones yo uso dos herramientas:
  • Planoly:  para visualizar cómo quedaría mi Feed en Instagram y programar la punlicación junto con los Hashtags.
  • Facebook Creator: para programar las publicaciones que son Carrusel, porque la versión gratuita de Planoly no lo cubre. También uso esta para ver estadísticas y evaluar mi contenido.

El mejor consejo que puedo darte es que te escuches, que tengas mucha paciencia para este momento de cambios y que conozcas a tu bebé. Es la mejor manera que tendrás de atender sus necesidades y las tuyas también. 

Estaré encantada de leer tu comentario, así conoceré más experiencias y más mujeres que hacen "milagros" para llegar a todo (aunque todas sabemos que no es así). No te cortes y escríbeme porque podrás ayudar a otras mamás que se encuentren en la misma situación que tú has vivido.

¡Gracias por leerme!

Imagen: Photo by Leonard Beck on Unsplash

No hay comentarios

Publicar un comentario